A pesar de la derrota abultada y de tener un equipo mermado por las bajas, la segunda parte fue toda una declaración de intenciones de nuestros chicos para revertir la situación actual. Desde el club nos hemos puesto manos a la obra para demostrarles estar a la altura del compromiso que tuvieron acabando dignamente el partido tras una gran segunda parte en la que otros hubieran tirado la toalla. Queremos destacar a todos los jugadores que el domingo 7 de febrero demostraron que el fútbol no sólo son resultados.